Manuel Ángel Castañeda, el periodista eterno

Hemos conversado con Manuel Ángel Castañeda, el que fue director de El Diario Montañés durante treinta y un años. Actualmente es profesor en la Universidad Europea del Atlántico y presidente del Ateneo de Santander. Al igual que Gabriel García Márquez, Castañeda opina que la profesión del periodista es el oficio más bonito del mundo.   

 

Hace ya bastantes años que dejó de ser director del Diario Montañés, ¿lo echa de menos?

La verdad es que no. Vamos a ver, después de treinta y un años de director, más otros catorce de redactor del periódico, ya realmente no se echa de menos, es decir, todo lo que una persona puede hacer en su profesión. El que después de cuarenta años de ejercer un trabajo, no tenga colmadas sus expectativas pues es que lo ha hecho muy mal.

¿Qué es lo que detonó su marcha del periódico (El Diario Montañés)?

Precisamente eso, después de cuarenta años en el periódico, pues era el momento de dar paso a nuevas generaciones. Que además, queramos o no, pues venían con conocimientos de informática, de telemática, más actuales de los que podría tener yo.

Además de ser director ha colaborado y sigue colaborando con numerosos artículos, ¿Cuál cree que ha sido el que más le ha costado escribir o el que más le ha afectado?

Eso es muy complicado porque afectar, normalmente cuando escribes un artículo, no te afecta. Estás reflexionando sobre un hecho que se ha producido o una situación en la que se encuentra una comunidad como puede ser Cantabria en mi caso. Lo que más afecta es cuando escribes un artículo mucho más personal, como puede ser una necrológica a raíz de la muerte de una persona conocida, que haya sido amigo tuyo y en efecto, pues hay una parte personal importante.

Lleva cerca de 5 años siendo presidente del Ateneo, la crisis que llevamos sufriendo bastantes años en España ¿le ha afectado a la Institución?

Bueno, naturalmente. La crisis económica, que es a la que te refieres, ha hecho que todas las instituciones públicas y empresas privadas hayan reducido, el ya por sí, escaso presupuesto que tenían para actividades culturales y eso ha repercutido en que el Ateneo ha visto mermada sus aportaciones, sus ingresos y ha tenido que buscar fórmulas alternativas para paliar esta falta de fondos. Pensemos que el Ateneo tiene una serie de gastos fijos, importantes, de mantenimiento, los salones de conferencias, etc.

¿Qué considera más difícil, ser director de un periódico como es el Diario Montañés o del Ateneo?

Hombre, tiene mucha más responsabilidad ser director de un periódico, más como es el Diario Montañés, que desde hace muchos años es el líder indiscutible de comunicación en Cantabria. No solamente porque como periódico escrito y en internet sea el número uno con enorme diferencia, sino porque marca la agenda comunicativa del resto de los medios. Hay que pensar que en el Diario Montañés hay más periodistas en plantilla que posiblemente en el resto de medios de comunicación de Cantabria, incluidas radios, teles e incluso prensa.

A día de hoy vemos cómo ha surgido una nueva variante del periodismo y que se ha denominado periodismo ciudadano, ¿Cualquiera puede ser periodista?

No, en absoluto. El periodismo ciudadano está bien en cuanto representa a una opinión pública pero no como información. Es más, ahora mismo estamos padeciendo todos este fenómeno de las fake news, de las falsas noticias, que aparecen constantemente en internet y que contribuyen únicamente a producir ruido y confusión. Es verdad que a los periodistas profesionales y a los medios de garantía, el Diario Montañés, las cadenas de radio que ya están garantizadas de hace muchos años por su solvencia viene bien. ¿Por qué? Porque ahora mismo nadie puede fiarse de lo que vea en internet. De lo que le pase un amigo a través del móvil, porque cada vez hay más mentiras circulando por la red. Y por tanto, obliga a quien quiera tener una información de verdad, fiable, tiene que acudir a los medios tradicionales, periódicos, emisoras de radio y televisiones solventes.

Entonces, ¿qué cree que debe tener un buen periodista para considerarse como tal?

Un buen periodista lo primero que tiene que tener es una capacidad o, mejor dicho, una vocación de conocer todo, de saber de todo y de ofrecer después esos conocimientos al resto de sus conciudadanos a través de los medios. Yo creo que el periodismo es una profesión muy vocacional. Donde el componente de la vocación es fundamental. Y después, hay que adquirir una serie de conocimientos técnicos a través de la enseñanza, la universidad, un máster, etc. para poder desarrollar esa vocación con garantías. El periodista tiene que ser una persona que, siendo equilibrada en su manera de ser, al mismo tiempo tenga una capacidad muy alta para poder enterarse hasta el fondo de noticias que al principio parecen poco fiables o al revés y que hay que ver lo que hay detrás de una primera impresión.

Poco a poco, estamos viendo cómo las tecnologías están entrando en todos los ámbitos de nuestra vida y que incluso están llegando a afectar a los periódicos. ¿Cree que los periódicos en papel llegarán a desaparecer?

Pues francamente no lo sé. Los hechos, lo que nos indican, es que hasta ahora es verdad que los periódicos y las publicaciones, están bajando el número de ejemplares vendidos en su conjunto. Pero esto es un fenómeno que no ocurre solo en España sino en el mundo occidental, en el mundo donde hay libertad de prensa y que circulan los periódicos. Por lo tanto, si esta tendencia sigue en pie, no sería de extrañar que algunos de los medios de comunicación impresos, desaparezcan como tales. Pero bueno, seguirán en internet y por tanto existiendo. Yo cuando me refiero a la necesidad de que quien quiera informarse acuda a medios de reconocido prestigio, no me limito a que estén impresos en papel. Ahora mismo hay una serie de periódicos en internet con versiones digitales que son de absoluta garantía. Lo que no vale es el fiarnos de un mensaje que ha aparecido en la red, de un blog que ha escrito no se sabe quién y mucho menos de estas cosas que aparecen en Twitter o en Facebook, que muchas veces son prácticamente anónimas.

Como has dicho, los periodistas y los periódicos están empezando ya a  utilizar muchas redes sociales como Twitter o Facebook para llegar a la población. ¿Usted cree que esto les beneficia o que tiene algo negativo en todo ello?

No, yo creo que eso es beneficioso. Aquí hay un problema  esencial que hasta ahora no se ha conseguido solucionar totalmente. Me refiero a que como desde el principio la población se ha acostumbrado a que lo que aparece a través de Internet es gratuito, naturalmente si queremos un servicio informativo de calidad, hay que pagar a los que lo están haciendo. Y con la publicidad se ha demostrado que en Internet no es suficiente. Es suficiente en la radio, es suficiente en la televisión en abierto  pero no en Internet. Por tanto, parece que el futuro, y en EEUU ya se ha empezado a trabajar en este sentido, es que quien quiera leer un periódico de calidad, en formato digital, tenga que pagar, aunque sea poco, una cuota mensual. Estamos viendo cómo los periódicos, El Diario Montañés entre ellos, limitan las consultas del periódico si no se está suscrito. Mientras que para los que están suscritos, es decir, están pagando una pequeña cuota mensual, no solamente se les ofrece todo, sino que hay contenidos especiales en vídeo, en audio para que tenga una información mucho más completa. Por tanto, el futuro pasará porque quedarán unos cuantos, es decir, menos de los que hay ahora, periódicos en formato digital para los que sea necesario pagar una cuota de forma de poder acceder a todos los contenidos que ofrece.

Claro, ahora hay mucha gente que por ejemplo quiere mirar una noticia o cualquier cosa y ve que tiene que pagar algo y dice “yo esto no lo pago” porque están acostumbrados a que en Internet todo vale…

Tenemos que partir de una realidad, en España, no ahora, sino hace 20 años cuando no había Internet, el número de personas que leían los periódicos en papel, eran una minoría, eran un 15% de la población. Por tanto en el futuro, los que de verdad quieran o necesiten una información de calidad, serán ese 15% que había antes en papel y que ahora serán los que estén suscritos en el periódico en Internet y pagarán al mes lo que sea y con eso habrá suficientes ingresos en ese medio de comunicación para mantener un equipo de redacción profesional, serio, coherente, que garantice que lo que se está contando es contrastado.  

Actualmente es profesor en la Universidad Europea del Atlántico, y vive el día a día con sus alumnos, ¿usted cree que el periodismo tiene futuro?

Estoy  totalmente convencido. Yo soy aquí un profesor emérito y jubilado, por tanto estoy dando unas pocas clases, en las que sobre todo trato de trasladar la experiencia, es decir, la parte práctica del periodismo y estoy totalmente convencido. Es más, ahora con toda la crisis existente, hay muchísimos más periodistas trabajando en plantilla en empresas que hace 40 años cuando yo empecé. Porque a veces pensamos que el periodista solamente es aquel que vemos en la televisión o le leemos en un periódico y eso es un error. Aquí al lado de la Universidad Europea del Atlántico tenemos una empresa como Viesgo, que tendrá pues dos o tres periodistas trabajando en su servicio de comunicación. Y como esa, otras muchas y no digamos ya en ayuntamientos, gobiernos regionales, etc. Por lo tanto, hay muchas salidas profesionales para el periodista. Con la apertura de los periódicos en Internet, también están apareciendo muchos puestos de trabajo para los profesionales de la comunicación. No es que sea una posibilidad que en el futuro vaya a haber más, es que ahora mismo, hay muchos más profesionales trabajando, que insisto, cuando yo empecé mi carrera profesional.

Y bueno, en este ámbito, que es el periodismo, se recomienda mucho leer. Nosotros creemos que a día de hoy, es un hecho que los jóvenes no leen. ¿Por qué cree usted que ocurre esto?

Bueno, yo creo que muchas veces tendemos a pensar que lo que está sucediendo ahora, no ha ocurrido nunca, y eso no es verdad. Yo cuando era joven, leía mucho y era por una razón, porque no había televisión. Es verdad que ahora la gente joven lee poco a pesar de que tiene muchos medios para leer gratuitamente y desde luego quien se vaya a dedicar a la comunicación, tiene que leer, sobretodo periódicos. Pero tiene que leer tambíen literatura y poesía.

Si nos tuviera que recomendar un libro, ¿cuál sería?

Elegir un libro entre tantos… Desde luego, mi autor favorito es Quevedo y quizás El Buscón sea un libro de referencia, porque además no deja de ser una crónica periodística acerca de un joven que se busca la vida y retrata muy bien cómo era la sociedad aquella del siglo XVI.

 

 

Entrevista realizada por Celia Agüero y Raquel San Miguel

Dejar una contestacion