Liérganes, el hogar del Hombre Pez

Situado en la localidad de Cantabria y, considerado uno de los pueblos más bonitos de España, Liérganes es ideal para pasar una estancia agradable rodeado de naturaleza y tranquilidad. Además de esto, es conocido por su leyenda del Hombre pez y las famosas “Tetas de Liérganes” (cuyos habitantes denominaron así a los Picos Cotillamón y Marimón), el puente romano (que no es romano) y el famoso chocolate con churros. Las épocas más convenientes para hacer una visita son entre primavera y verano, a fin de poder contemplar los colores vivos de la naturaleza, aunque en invierno también tenga su encanto. No hace falta más de un día para visitar sus atracciones más conocidas:

1. Iglesia de San Pantaleón: localizada al sur de Liérganes, desde donde sobresale la torre adosada al muro Oeste. Aunque se data en el siglo XVII posee rasgos románicos.

2. Puente Romano: diseñado por Bartolomé de Hermosa, este puente, que no es romano ya que no fue construído ni por ellos ni en esa época, pero sí es de piedra, mismo material que utilizaban los romanos para construir. En esta zona se encuentra la famosa estatua del Hombre Pez, que atrae a gran parte de los turistas.

3. La Giraldilla: famosa por su nombre (parecido a la Giralda de Sevilla) y estructura, de estilo andaluz y, mandada a hacer por un médico.

4. Balneario: conoció su momento de fama gracias al reinado de Alfonso XIII, quién gozó del uso exclusivo de una piscina privada, la cual está abierta al público y recibe el nombre de “La piscina del Rey”.

5. Valles Pasiegos: aunque no forme parte del municipio de Liérganes, es indispensable una visita por las montañas dirección Rubalcaba. Donde se encuentran los famosos “Pasiegos” con un estilo de vida dedicado al campo, ganadería y agricultura.

6. El famoso Hombre Pez: la historia comienza con Francisco, un hombre que se sumergió en las aguas del Miera (Liérganes) apareciendo más tarde en Cádiz. Fue encontrado allí, arrastrado por las corrientes de agua y de una forma un tanto peculiar, pues tenía escamas que le llegaban desde la garganta hasta el estómago. De ahí surge más tarde lo que conocemos como la leyenda del “Hombre Pez”.

Dejar una contestacion