Rodó el balón en Uneatlántico

Las instalaciones deportivas acogieron el I Torneo de Fútbol Sala de la Universidad

El pasado miércoles 7 de marzo, el Servicio de Deportes de la Universidad Europea del Atlántico organizó el I Torneo de Fútbol sala que, metafóricamente, sirvió como la inauguración de las instalaciones deportivas para el todo el alumnado de las distintas facultades que componen el centro de formación superior.

Esta competición, que era la primera vez que se celebraba dentro del recinto universitario, estaba habilitado para todas las personas de la comunidad universitaria que lo deseasen​ (ya sean alumnos y alumnas, PDI o PAS)  y recibió una calurosa acogida.

   

El evento deportivo agrupó a 14 equipos en una primera fase que empezó a las 10:00 a.m para terminar posteriormente a las 14:20 con una pausa para comer y retomar la actividad por la tarde con la siguiente ronda que arrancó a las cuatro de la tarde con el cuadro de eliminatorias establecido en competiciones internacionales (octavos, cuartos, semifinales y final), donde finalmente salió victorioso un cuadro compuesto por estudiantes del Grado en Ciencias de las Actividades Físicas y del Deporte.

El torneo tenía un aliciente doble, por un lado el de poder erigirse como campeón universitario; mientras que por el otro, el poder representar a la Universidad en el campeonato universitario de fútbol sala que se celebra a nivel nacional.

POLÉMICA EN SUS REGLAS

Como viene siendo habitual en cualquier competición de índole deportiva, hubo lugar para la polémica, que, en este caso, se centró en varios aspectos:

En primer lugar, la composición de los equipos. En las reglas de la competición se establecía que ‘’los equipos podrían ser de carácter mixto’’ y a través del grupo de WhatsApp que comparten los delegados se refutó esa idea, destacando que ese hecho, el de ‘’equipos mixtos’’, no tenía obligatoriedad. Pero la noche anterior a la disputa del torneo (recordemos que empezaba a las 10:00 a.m) se notificó, también por ese grupo que la composición de los equipos debía ser obligatoriamente de carácter mixto, hecho que provocó que varios equipos tuvieran que retirarse de la competición.

Por otra parte, se había fijado que la duración de los partidos iba a ser de 20 minutos, dividido en dos partes de 10 minutos con 5 de descanso por medio. Además, en caso de empate, se permitiría alargar el partido 5 minutos más, lo que en el argot futbolístico conocemos como prórroga. Algo que también fue modificado la noche previa a la competición, pasando a jugarse dos tiempos de 7 minutos cada uno, pasando directamente a penaltis en caso de empate.

Por último, y no por ello menos importante, los árbitros. Cabe destacar que es de admirar la voluntariedad de aquellos que quisieron ejercer esta tan dificultosa tarea. Pero el problema vino dado por el desconocimiento de las reglas del juego por parte de los mismos, sin conocer en qué situaciones las manos en el área no se sancionan con penalty, algo que provocó la eliminación de varios equipos a lo largo de la competición. Además de pasarse gran parte de los encuentros hablando con el público sin atender a lo que acontecía sobre el rectángulo de juego.

UNA APUESTA DECIDIDA POR EL DEPORTE

Pero esto no queda aquí, además del ya mencionado torneo de fútbol sala, desde el Servicio de Deportes de la Universidad se ha notificado de la reciente creación de grupos de vóley, escalada y senderismo, además de la segunda edición del torneo de pádel. Podéis ampliar la información en: Uneatlántico apuesta por el deporte.

Por último, este próximo lunes 26 de marzo, el Presidente del COE, Alejandro Blanco, inaugurará de forma oficial las Instalaciones Deportivas de la Universidad.

 

Óscar García Mayo

Dejar una contestacion